Noticias

Unidas, organizadas y sindicalizadas; finalizó en ATE Capital el Seminario Mujeres, Trabajos y Participación

2017-09-28 Twitter Facebook

En un contexto de ajuste, desempleo y flexibilización laboral crecientes, que golpea particularmente a las mujeres, más de 200 trabajadoras compartieron un espacio de debate y reflexión sobre el mundo laboral con la construcción de un feminismo popular y sindical como horizonte y bandera. “Estamos convencidas de que con el sindicalismo en alianza con el feminismo podemos enfrentar el neoliberalismo”, destacó Laura Sotelo, Responsable del Área de Géneros de ATE Capital y una de las organizadoras.


Los encuentros se dieron en el marco de la segunda edición del Seminario de Formación Política-Sindical con Perspectiva de Género, cuyo eje este año fue la relación de las mujeres con el mundo laboral.


A lo largo del curso, las trabajadoras pertenecientes a distintos espacios y organizaciones abordaron las dificultades que sufren las mujeres a la hora de acceder al mercado laboral y al interior del mismo, y discutieron "cómo desde el feminismo también podemos aportar a modelos de desarrollo alternativos y sustentables". 


En este sentido, y bajo el lema decir mujeres es decir trabajos, las participantes señalaron la necesidad  de distribuir y democratizar las tareas domésticas y de cuidados en las casas, que contribuyen en gran medida a que las mujeres no puedan ingresar al mercado laboral. "El trabajo reproductivo no reconocido, que llamamos trabajo gratis y que cargamos históricamente las mujeres hace al fundamento del trabajo productivo", afirmó Sotelo. "Ambos son indisolubles. Si vos querés hacer política de empleo, de dignidad, de libertad y de autonomía a través del trabajo, no podés mirar esa otra parte porque de lo contrario vas a seguir reproduciendo pobreza", agregó.


El Seminario se convirtió, a su vez, en un espacio de debate y reflexión sobre las políticas públicas y normativas que deberían implementarse para contribuir a reducir estas desigualdades estructurales, como incorporar el cupo en empresas e igualar el régimen de licencias para que hombres y mujeres tengan el mismo "costo" para el empleador, ya se trate de un privado o del propio Estado en todos sus niveles.


"A pesar del momento de retroceso, tenemos la obligación de pensar esas otras políticas que nos faltan", apuntó Sotelo, quien subrayó además la importancia de nombrar esos otros trabajos invisibles y correr con el lenguaje los límites de lo posible: "A partir de la emergencia de este nuevo sujeto histórico, tenemos la oportunidad y la responsabilidad de nombrar demandas que antes no estaban en agenda".


Otro de los puntos fundamentales que surgieron del debate en comisiones, fue la necesidad de que las mujeres formen parte de las negociaciones colectivas, espacios que históricamente han sido vedados para las mujeres, "ya que si nosotras no estamos, hay un montón de intereses que no están representados". 


A su vez, las compañeras que participaron del curso compartieron sus experiencias y militancias y coincidieron en que los esquemas de desigualdades que se observan en el mercado laboral son reproducidos al interior de nuestras organizaciones. "El cupo se cumple, pero muchas veces no estamos en las secretarías de mayor poder de decisión, ni en los cargos paritarios, ni en la negociación colectiva", advirtió la dirigente.


Por último, las compañeras valoraron los logros obtenidos a partir de la lucha del movimiento, reivindicaron la agenda y reafirmaron en un contexto de ajuste y retroceso en las políticas públicas la importancia de la unidad de las trabajadoras, que se construye en la calle pero también en espacios de reflexión e intercambio como estos.  


"En este momento histórico, las mujeres sabemos lo que queremos y nos hacemos cargo de ser colectivamente. Las mujeres estamos de pie, unidas, organizadas y sindicalizadas, y convencidas de que con el sindicalismo en alianza con el feminismo podemos enfrentar al neoliberalismo. Pero no solo eso, además creemos que llegó el momento en que nosotras podemos representar y conducir al conjunto del movimiento obrero", concluyó Sotelo.

NOTICIAS

#NiUnaMenos Por todas las pibas que nunca volvieron

leer más -->

NOTICIAS

Editorial: La oportunidad histórica del 8M

leer más -->

NOTICIAS

Vivas, libres y con trabajo nos queremos

leer más -->
Ir al listado