Noticias

Una cláusula gatillo que suena a broma de mal gusto

2018-03-12 Twitter Facebook

Nuevamente el Gobierno Nacional incumple los acuerdos firmados para imponer el ajuste sobre el bolsillo de los y las estatales. Para esto, propone pagar la cláusula gatillo en “cómodas” 4 cuotas no acumulativas de 1,2 % (sobre el salario de mayo 2017) a cobrar entre abril y julio de 2018. 


Este acuerdo paritario a la baja implica que, otra vez, las y los estatales resignemos salario. Según el acta paritaria 2017, que establecía un irrisorio aumento del 20%, si la inflación anual superaba dicho monto, las partes debían reunirse nuevamente en el mes de enero de 2018 para revisar dicho acuerdo. Bajo la excusa de no tener recursos, el Gobierno Nacional omitió convocar a la paritaria en el mes de enero, dilatando realizar ofrecimiento alguno.

Según el Instituto de los Trabajadores, avalado por la CGT y las CTA, para el mes de octubre ya se había superado el 20% de inflación. En el mes de enero, anunció que la inflación anual fue del 27%.

Si bien el aumento debió ser del 7% a partir del mes de enero para equiparar los sueldos a la inflación, el Gobierno propone un magro 4,8% en tres cuotas. Luego, de forma unilateral, modifica su propuesta por un 4,8 en 4 cuotas de 1,2% a pagarse entre abril y julio de 2018. De esta forma, y debido a que nuestra paritaria abarca de junio a junio de cada año, la última cuota se pagará por fuera del acuerdo anual de los y las estatales.

Del mismo modo, y como el acuerdo no es acumulativo, el porcentaje de “aumento” se aplica siempre sobre el salario de mayo 2017 y no sobre el sueldo real de los y las trabajadoras. Para ser claros, con éste método, el porcentaje real de aumento sobre los salarios de marzo es 1% respecto de los salarios de febrero, en abril será de 0,99% sobre los salarios de marzo, en mayo de 0.98% respecto de los salarios de abril para, finalmente, otorgar en junio apenas un 0.97% de aumento respecto de los salarios de mayo. Para que quede claro: cada mes te van a aumentar, en promedio, menos de 1 peso por cada 100 que cobres.

Lamentablemente, no podemos decir que esta postura sea novedosa. En diciembre metieron la mano en el bolsillo de los y las jubiladas y pensionadas, hoy hacen lo mismo con nuestro salario. Sólo con la decisión de no ejecutar la cláusula gatillo en tiempo y forma, a los y las estales nos sacaron del bolsillo 1.847 millones de pesos en enero y otros $ 1.847 en febrero. Con el pago en 4 cuotas, seguimos perdiendo.

Todo esto es coherente con lo que el Gobierno ya anunció que será su postura de cara a la Paritaria 2018. Insistirán en proponer aumentos por debajo de la meta inflacionaria del 15% (cifra que sectores del propio gobierno, del Banco Central y de consultoras privadas ya desestimaron por inalcanzable), para seguir ajustando nuestro salario y, de esa forma, el de los demás trabajadores y trabajadoras argentinas. Por eso es nuestro deber reforzar la unidad de quienes estamos dispuestos a defender nuestros derechos ante la política económica de este Gobierno.
Ir al listado