Noticias

Abrazo al IREP en defensa de la salud pública

2018-05-15 Twitter Facebook
Trabajadores y trabajadoras del Instituto de Rehabilitación Psicofísica (IREP) junto a ATE Capital y diferentes hospitales realizaron un abrazo simbólico al edificio en defensa de la salud pública.  El reflotado proyecto del macrismo, "Complejo Hospitalario Sur", daría cuenta del porqué del desmantelamiento de servicios en el Instituto desde hace meses. Mientras tanto, los trabajadores sufren traslados, despidos encubiertos y vaciamiento de los servicios.

El proyecto del ejecutivo busca “unificar y trasladar” los Hospitales de Oncología M. Curie, de Gastroenterología B. Udaondo, de Rehabilitación Respiratoria M. Ferrer y el Instituto de Rehabilitación Psicofísica (IREP), al predio del Hospital de Infecciosas F. Muñiz, ubicado en el barrio de Parque Patricios. 


Según Rodolfo Arrechea de la Mesa de Salud de ATE Capital, “existe un modelo histórico por el cual los edificios se construían con pabellones, pero el hecho de ponerlos todos en el mismo lugar con distintas patologías, ocurriría que lo más difícil seria combatir los focos infecciosos intrahospitalarios y esto no puede ocurrir”, aseveró. 


Por su parte, Luciano Fernández, Secretario Gremial de ATE Capital, denunció que “existe una actitud muy perversa por parte del gobierno, porque hipotéticamente es para construir un complejo hospitalario en la zona sur que, claramente se necesita, pero no de esta manera”.


Y agregó: “Más allá de proyectar a futuro, lo que les estamos demandando son los serios déficits estructurales que tiene la salud hoy en día; el proyecto no va a pasar, toda la comunidad sanitaria esta dispuesta a dar pelea para frenar esta barbarie”.


“Esto es claramente un mega negocio inmobiliario, no es muy difícil darse cuenta de que lo que a ellos les interesa, no es la salud pública, sino la rentabilidad de los terrenos”, aseguró.


Mientras tanto, en el IREP, la Dirección continúa negando sistemáticamente a la internación de pacientes pediátricos con enfermedades crónicas y “está en riesgo la continuidad del servicio a la población”, aseguró, Eduardo Mamani, delegado general en el instituto.


La Dirección continúa sin dar respuesta y los trabajadores y trabajadoras, comienzan a organizarse con más fuerza con los pacientes y familiares. 


Ir al listado