Noticias

I Encuentro Nacional por la Libertad de Milagro Sala

2016-06-20 Twitter Facebook

El 11 de junio, ATE Capital participó del primer Encuentro Nacional del Comité por la Libertad de Milagro Sala y el Congreso Refundacional de la Organización Barrial Tupac Amaru, que se llevó a cabo en San Salvador de Jujuy.


Desde el viernes a la noche las calles de San Salvador comenzaron a colmarse alrededor del predio de La Tupac Amaru con delegaciones de todo el país. A primera hora del sábado tuvieron lugar las actividades previstas con una ceremonia de los Pueblos Originarios y el desayuno colectivo.


En el inicio del Congreso, integrantes de la organización denunciaron la situación de privación ilegal de Milagro Sala y de los otros 7 compañeros y compañeras; a quienes consideraron presos políticos. Al mismo tiempo, denunciaron que la justicia provincial es manejada por el gobernador Gerardo Morales, con la responsabilidad cómplice del presidente Mauricio Macri y el empresario genocida Pedro Carlos Blaquier, como expresión del poder real en Jujuy.


Milagro Sala no está sujeta a derecho, ningún delito ha sido comprobado que justifique la privación de la libertad. Primero, el castigo ejemplar y la pena sin el debido proceso judicial. Se desecha la constitución, se desoye a la comunidad nacional e internacional y el amparo de los fueros vigentes de Milagro, diputada al Parlasur.




“La detención de Milagro Sala, desconociendo sus fueros, imputándole como delito-pretexto manifestar en la vía pública; someterla al escarnio apresándola y trasladándola a comisarías, juzgados y cárceles mediante el montaje, con ribetes cinematográficos, de operativos policiales desmesurados son la metáfora exacta de lo que el gobierno pretende conseguir: la extinción de las organizaciones sociales que desde la autonomía deciden cómo, con quién y en qué momento resuelven sus problemas colectivamente”, plasmó el documento final del Congreso de la Tupac Amaru.


Así mismo, el Congreso ratificó a Milagro Sala como conductora de la Organización Barrial y resolvió profundizar los requerimientos a la justicia y a los organismos de derechos humanos nacionales e internacionales para lograr su libertad.


La siguiente actividad programada fue una marcha al Penal de Mujeres en el Alto Comedero. Allí llegaron bajo la llovizna las delegaciones con sus colores y convicciones. También, Curas por la Opción por los Pobres realizaron una misa , y mientras grupos de las distintas organizaciones visitaban en la cárcel a Milagro, desde afuera, las canciones atravesaron el alambrado del penal con el grito de libertad “porque somos la verdadera revolución, lucho por el trabajo, la salud y la educación”.


Al regresar, se realizó el plenario del Comité por la Libertad de Milagro Sala, donde se reforzó la metodología de organización de los distintos comités a nivel local, provincial y nacional y donde se trabajó además en una agenda que pueda convocar a la militancia del país a renovar la lucha por la defensa y reinstauración urgente de políticas de inclusión social y laboral para los sectores populares. Visibilizar la grave situación por la que atraviesa la provincia Jujeña y desnaturalizar la injusticia de la detención de Milagro Sala, es parte de la misma lucha nacional y latinoamericana en defensa de las democracias y del trabajo. Bajo la consigna “no hay independencia con Milagro presa”, se fijó el 8 de julio como jornada de lucha nacional y el 21 julio volver a colmar Jujuy a razón de una nueva conmemoración del Apagón de Ledesma.




Por último y al otro día, se visitó el barrio el Alto Comedero, inmensa obra de la igualdad, integración y dignidad. Salud, educación, trabajo y vivienda, no fueron slogan para La Tupac Amaru, fueron realidad efectiva, autonomía y orgullo, organización y posibilidad. Recorrer el barrio de la Tupac, donde aún se erigen los ladrillos y la magnitud de lo hecho en colectivo explica la ira y el plan político para su extinción.


Tan inmensa fue la obra de la organización barrial Tupac Amaru que ningún derecho humano quedó sin cumplir, cada gran y pequeña obra, un ejemplo del círculo virtuoso de la dignidad en el ladrillo y la carpintería de la escuela, del club, de las casas, de los tanques de agua con rostros del Che, Evita y Tupac que las cooperativas de manos de hombres y mujeres a la par supieron fabricar.


Por cosas como esas Milagro Sala libre es peligrosa, porque devuelve dignidad al pueblo y lo organiza para pelear por sus derechos.

Ir al listado